viernes, 10 de diciembre de 2010

¡QUÉ BIEN QUE SABE EL PUEBLO!

Queridos amigos,

Hoy comienzo a escribir con el firme objetivo de ser breve, aprovechando también que el Puente nos ha regalado con un montón de días de fiesta en detrimento de los de trabajo (que no está nada mal).

En estos días hemos vuelto a encontrarnos con los amigos y vecinos del pueblo que viven fuera de él, y esta es una alegría que celebramos (y mucho) con festejos gastroetílicos, que todavía andamos digiriendo y partidas de mus hasta las tantas de la madrugada. Para muestra, la foto del puchero de este año, bien rico. Hablando con unos y otros, hemos sabido que muchos nos leen y siguen desde Barcelona, Calahorra, Madrid, Tudela o Zaragoza, y se inquietan con nosotros con las evoluciones de nuestras huertas, y de nuestro pueblo común, así que amigos, muchísimas gracias a todos por vuestro estupendo apoyo. Muchas gracias también a Carmen que analizó la foto de las "cigüeñas" de la semana pasada, con un experto, y gracias a eso supimos que realmente eran grullas, (y que corrigió un par de faltas de ortografía de las que hacían daño a la vista, y que a mí, y al corrector del editor de texto, se nos habían escapado. Pido humildes disculpas y prometo dar clases de repaso ortográfico con mi niña). Y gracias a Reca y a todos los colaboradores, por el empeño que pone en sacar hacia delante una revista anual magnífica y una película, que nos sirve a todos los vecinos para recopilar y conservar lo sucedido ahora y antaño en este pueblo.


Además de comer y beber, también hemos hecho de la fiesta virtud, y hemos celebrado LA MATANZA, que para quien no lo sepa, es un trabajo durísimo. Una de las tremendas suertes de vivir en un pueblo como el nuestro es que nos ofrece la oportunidad de saber exactamente lo que comemos, algo que en lo referente a ganadería es un lujo inaudito en los tiempos que corren. 

Sabemos cómo han sido alimentados, cómo han vivido, si han sido pastoreados o vivido estabulados, y cómo han muerto los animales que comemos. En este caso los cuatro cerdos que se sacrificaron para hacer chorizos, panceta (y torreznos, ¡la tapa gastronómica soriana!), jamones, adobos y picadillos... provenían de granjas locales de vecinos nuestros, y todo el proceso es artesanal y manual, y ha durado tres días, desde la muerte del animal, quemado, limpiado y eviscerado para el oreado en canal, hasta el despiece, y sazonado para convertirlo en embutido y favorecer la conservación. Este arte de saber convertir en comida a la materia prima, es un bien en manos de una generación que tiende a desaparecer sin herederos (en este caso, los artistas fueron Mari, Juan, Jose, Alberto, y el quinto en las foto, Dani, que por unos días ha regresado del “Safari”). No está mal poder ser testigos de ello, a pesar de la parte cruenta (que no necesariamente cruel) que tiene, que es indiscutible.


Todas las fotos anteriores están hechas por Javi que ejerció de reportero (como tantas veces) de las costumbres de nuestro pueblo y que me ha enviado las imágenes para que pueda compartirlas con vosotros. Muchísimas gracias compañero.

Otro arte, el de Juan con sus cardos rojos. Hace un par de semanas (cuando nos comimos aquella ensalada estupenda que preparó su hermano) me quedé con ganas de fotografiar el proceso de sacado de los cardos de su caballón. Hoy si puedo hacerlo. Observad lo impresionantes que son.


Finalmente, y con mucho gozo puedo contaros, que nuestras rehuertas son unas campeonas y han sacado la genética tozuda de nuestra gente y de nosotros mismos, así que no sólo sobreviven, si no que las plantas más heridas por los hielos se están recuperando con las lluvias y las agradables temperaturas que hemos tenido esta semana, así que podemos deciros bien orgullosos que esta semana nuestras rehuertas tienen a bien ofrecernos:

- Acelgas (2,20 €/Kg)
- Alubia Blanca de Riñón: 5,70 €/Kg
- Apio (2,50 €/Manojito)
- Borraja (3,00 €/Kg)
- Calabaza (3,00 €/Kg)
- Cebollas tiernas (1,5 €/manojito)
- Escarola (1,65 €/unidad)
- Espinaca (3,00 €/Kg)
- Garbanzo de pedrosillo: 2,80 €/kg
- Harina integral de trigos (candeal, trigo duro y centeno) (1,60 €/Kg)
- Harina integral de espelta pelada (3 €/Kg)
- Lechuga Maravilla de Verano (0,75 €/und)
- Lenteja Verdina (francesilla) (3,20 €/Kg)
- Lenteja Pardina (3,45 €/Kg)
- Nabos de Milán (1,5 €/manojito)
- Patatas (1,50 €/Kg)
- Puerros (2,50 €/manojito)
- Repollo (1,50 €/unidad)
- Productos del Colmenar de Caradueña:
            - Miel Mil Flores de Estepa (tarro de 1Kg): 6,00 € + IVA 8%
            - Propóleo puro de rejilla (100 gr): 12,00 € + IVA del 18%
            - Lámina de cera de abeja (para elaborar cremas artesanas o velas, no contiene parafina): 1,60 € + IVA del 18%
            - Media vela cilíndrica: 1 € + IVA del 18%
            - Media vela cónica: 1 € + IVA del 18%
            - Vela cilíndrica: 2 € + IVA del 18%
            - Vela cónica: 2 € + IVA del 18%

En fin, compañeros, que seguimos todavía con los dos pies en la huerta y preparando ya cultivos para el próximo año (este mes ponemos ya los ajos). Buena semana y hasta la próxima que os seguiremos contando.


2 comentarios:

Pilar dijo...

Aquí me tienes de nuevo, ya pendiente de vosotros cuando dan el parte del tiempo y dispuesta a aprender cómo se vuelve a a tierra y se convive con ella.
Impresionantes los caballones de los cardos rojos, que estupendas ensaladas.

Un beso guapa

LA ALEGRÍA DE LA REHUERTA, S.L.N.E. dijo...

Querida Pilar,

Muchas gracias por estar pendiente de nuestras aventuras y las de nuestro pueblillo.

Es cierto que el cultivo del cardo rojo es impresionante, y te diré que aun siendo toda la zona propicia para esta variedad, la de Fuentes de Magaña tiene fama de ser especialmente fina y rica, por las condiciones de tierra y clima. Y que es un arte ver a los labradores manejar la tierra con esta planta.

Un beso muy fuerte también para tí.