viernes, 10 de febrero de 2012

LOS HUERTOS ON THE ROCKS

Querid@s amig@s,

Tanto decir que no hacía invierno, que se nos iban a espigar las coles... pues hala ¡taza y media!. Yo no tenía percepción de que estos fríos hubieran sido peores que los del año pasado, porque utilizo el termómetro de la ultracongelación de mis verdurillas, y claro, a partir de cuatro días sin subir de cero grados, lo mismo me dan cinco que quince, porque las plantas de invierno (acelga, apio, borraja) más sensibles se pierden hasta que volvamos a tener dos semanas sin hielos, cuando vuelven a rebrotar, y las más duras (coles, puerros, espinaca), agradecen la temperatura. Pero nos dicen las expertas (Maruja, Inma...) que de eso nada, que este año ha sido mucho peor que el pasado.

El caso es que la semana pasada ha estado trufadita de retos, primero el de llegar a los huertos: imposible mover la furgoneta del suelo ¡si tardé dos días en llegar a casa desde Barcelona! (gracias Luis, por tu hospitalidad ), y colecciono moretones en las posaderas de posarlas de golpe por culpa de las patinadas del hielo. Luego cosechar, la espinaca, por ejemplo, no se ha dejado, porque estaba pegadita a la tierra, viva pero imposible de despegar. Luego el del suministro, que la compañía de transportes tampoco se atrevió a llegar hasta el pueblo a recoger los envíos, que en lugar de salir el miércoles, salieron el jueves hasta los destinos de vuestras neveras...

En fin, es la aventura de la vida en estos pueblos, dependiendo del favor del cielo y sus meteoros. Unos lo padecemos y otros lo disfrutan, como mi retoño florido (mi hija) que no ha tenido cole hasta el miércoles. Os diré que para la próxima semana se prevé nieve pero no hielos sin fin, y durante el día se esperan temperaturas por encima de cero, así que parece que no estaremos incomunicados y que volvemos a la normalidad, así que aquellos que queréis degustar esta semana las delicatessen del campo ecológico y del pueblito pequeño y sus artesanos de la tierra, podéis enviar vuestros pedidos que seguimos en activo.

Para todos aquellos interesados por el suceder de los días en el pueblo, os cuento que este año hemos tenido mucha congelación de cañerías, roturas de tuberías y radiadores (las casas nuevas, la casa del cura, las casas de encima del bar...) pero que ya está todo resuelto y ha vuelto a la normalidad. También que ya tenemos nuevos inquilinos en el bar, que están poniendo al día todos los permisos y documentación y que si todo va bien, a final de mes, ya estará de nuevo operativo para darnos servicio a todos. Desde aquí nuestros mejores deseos de éxito con esta aventura. Que la construcción del Dinosaurio más grande del mundo sigue su caminito largo pero sin pausa y parece que al final será posible. Y que la construcción del albergue también sigue su ritmo y parece que estará terminado este año, cumpliendo los plazos previstos (esto os lo cuento a todos los que queráis venir a vernos, de aquí a nada habrá alojamiento para todos).

Y dicho todo esto, me despido hasta la próxima semana sin haber superado el folio de extensión siguiendo la máxima de brevedad. Un abrazo muy fuerte a tod@s y ¡salud y buenos alimentos!.

7 comentarios:

ODRY dijo...

El frío es intenso en todas partes, pero imagino que lo vuestro es de órdago, me encantara ver ese dinosaurio gigante.

Un besote.

Pilar dijo...

Que frío, niña que frío.

julio molet dijo...

¡Qué vergüenza! La administradora del blog contando sus peripecias vitales en un folio y aquí, el recalcitrante, necesita cuatro para no decir nada.

Resumiendo que es gerundio. Cuando me desvié hacia el Oncala no vi ninguna quitanieves. Y no me crucé con ningún coche de la Guardia Civil de Tráfico. Es decir, que después de arrasar la producción de pinchos lucronienses, me podía haber embaulado toda la cosecha de Rioja de 2011 y circular impunemente por las carreteras riojanas y sorianas. Conste que no lo hice. Uno es un ciudadano ejemplar….. y de derechas. Valga la redundancia.
Claro, la quitanieves que me tenía que abrir paso por el Oncala se hallaba detenida en Magaña.
Me alegro que no pasara nada. Pero otro día, con permiso, prometo sacar a pasear al machista que llevo dentro.

Los que se dedican a la política tienen que dar ejemplo a los demás mortales. Deben ser un espejo en el que nos reflejemos el resto de los ciudadanos.
En cuanto un político se sube al coche oficial se trastorna. Empieza a saltarse los semáforos, los límites de velocidad y sobre todo las leyes. Generalmente los políticos - sólo los de izquierdas, aclaro - se saltan todas las leyes. ¿Todas? Nooo!!! Hay una que se les resiste. La ley de la gravedad. Cachisss!!!

Me pasa como a Rajoy. Vivo en el lío. El Twitter me confunde. Sigo sin poder tuitear alguna “ocurrencia” de las mías. Un comentario pequeño, peludo, suave, tan blando por fuera, que se diría de algodón, que no lleva huesos, … vamos, dieciocho folios de nada.
No hay forma.
Como pille al que inventó el Twitter se va a enterar!!!

Y Daniel poniéndose tibio de “pan con tomate”. ¿Se dice así, no?

Em és olvidanto català. Mira jo sóc trist. Amb el que em va agradar a mi parlar en intimitat.


Millors consideracions.

LA ALEGRÍA DE LA REHUERTA, S.L.N.E. dijo...

Queridas Odry y Pilar, ya ha pasado lo peor. Yo no he tenido mucha sensación de frío, porque abrigándose bien no se nota, pero mis pobres verdurillas si lo han notado si, algunas van a necesitar muuuchooo tiempo para recuperarse. Pero acabo de mirar el AEMET y parece que la semana que viene ya no tocan heladas :)

LA ALEGRÍA DE LA REHUERTA, S.L.N.E. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
LA ALEGRÍA DE LA REHUERTA, S.L.N.E. dijo...

Querido Julio, ejemplar ciudadano y de derechas, qué gusto me da desayunarme tu fina ironía de hombre guindilla con mi café con leche (ecológico todo, eso sí, que para eso soy de izquierdas revolucionarias)

Respondiendo punto por punto, incluso al callado (en esta ocasión) machista que llevas dentro, aunque te advierto que el conductor de la quitanieves era hombre, no mujer-tenías-que-ser.

Es evidente que a los políticos de izquierdas se les resiste la ley de la gravedad, si no hace tiempo que habrían salido del pozo en que cada vez andan más hundidos, no como los de derechas, cada vez más subiditos, sin duda porque tienen línea directa con dios, que como se sabe también es de derechas o por lo menos sus ministros en la tierra, y les soplan como obrar el milagro del prohombre español.

Te diré, que en esta tierra los políticos no infringen las normas que no existen con los coches oficiales que no existen, por eso no se saltan los semáforos que no existen, ni siquiera señales de velocidad escasas en estas carreteras dejadas de la mano del MOPU. Seguro que papá estado lo hace consciente de que somos unos palurdos a quienes se nos subiría el cargo a la cabeza como las burbujas del Moet Chandon con que se inauguran los aeropuertos en cuyas curvas no pueden girar los aviones, y solo lo hace para protegernos. ¡Qué bueno es!. Y por si se nos olvida, además nos quita un sueldo que no tenemos, y nos obliga a pagar de nuestro bolsillo el desarrollo del cargo, kilometrajes y desgastes de coches (a golpes contra quitanieves, del estado, cómo somos) y hasta llamadas de teléfono y tornillos de las estanterías del botiquín del pueblo. ¡Ah que sabio es el gobierno de derechas!.

En fin, siempre nos quedará el twitter, que a mi no se me resiste lo que viene a demostrar que sin duda es cosa de plebe.

Dicho todo esto, la aventura de Oncala os pasa por no hacer parada y fonda en esta vuestra casa. Aprovecho para recordarte que aun tenemos pendiente esa comidita relajada y bien conversada aquí en casa, al amor de los espirituosos. Gozo solo de imaginarla. Si hace falta pondremos calçots a la parrilla para acompañar al pa amb tomaca, todo de las rehuertas revolucionarias.

Abraçadas y petónets, un placer como siempre tenerte por estos lares.

julio molet dijo...

Una respuesta telegráfica al comentario que ha provocado mi comentario, valga el trabalenguas.

Me encuentro realizando las tareas propias de mi sexo. Pasar la aspiradora, recoger la ropa del tendal y en este momento estoy preparando una sepia encebollada. Por cierto, cada día las congelan peor. La mitad es agua. Y eso después de una dura jornada laboral y una trabajosa preparación física vespertina para la agotadora jornada montañera que me espera el sábado. Vamos, lo de todos los días.

No hay comentarios mal entendidos, sino comentarios mal redactados.

Esto me ocurre por no repasar los comentarios y darle al “enter” demasiado deprisa.

Aunque el comentario tiene “animus iocandi” está claro que mi “sentido del humor” a veces me juega malas pasadas.

Lejos de mí el propósito de criticar a los políticos - en este caso habría que llamarles servidores públicos - que están trabajando para su comunidad sacando tiempo que le restan a sus familias.
Claro, que ahora repasando el comentario, comprendo que se entendiera lo contrario.

Me gusta la política. Me aburren los políticos. Los de derechas, los de izquierdas y los medio pensionistas. Quiero decir, no se me entienda mal, los que viven de la política.

Para ir acabando, en la montaña no hay derechas ni izquierdas, ricos y pobres, hombres o mujeres. O andas, o no andas. Viva la igualdad.


Conciliadores saludos.