jueves, 16 de junio de 2011

¡CUANDO NO ESTAMOS LOCOS, ANDAMOS COMO LOCAS!

Sant@s del día: San Maximino

Querid@s amig@s,

Si Aristóteles decía que el tiempo es infinito, es porque no había cambiado la vida de Madrid por la de nuestro pueblo. Aquí los días no solo son finitos, si no que son chiquitines y escuchimizados, y cuando aun no hemos casi ni amanecido, que a duras penas hemos liquidado la mitad de la agenda pendiente para hoy, resulta que ya se ha hecho de noche, ya estamos derrengados y no nos queda otra que ir dormir. A los días de Fuentes de Magaña ¡le faltan treinta horas o más!.

Otra cosa que les falta es cobertura de internet. Aprovecho esta plataforma, con vuestro permiso para decir a los señores de Movistar, que ¿vale? que pese a los ingentes beneficios que han obtenido en estos tiempos de crisis y vacas flacas, ellos se vean en la imperiosa necesidad de despedir a personal y reducir gastos (que seguro que a su imaginación exigua no se les ocurre mejores maneras) pero que ya es pasarse y mucho que además aprieten su cinturón en nuestras cinturas cobrando un servicio que no prestan, que en este mes hemos tenido conexión de teléfono e internet las horas esas del día que nos faltan y no tenemos.

En fin, que mil disculpas por la incomunicación de estos días, vamos a ver si conseguimos en un post no muy largo ponernos al día, con toooodoooo lo que ha pasado por aquí.

En primer lugar contaros que las huertas rehuertean poco a poco. El campo este año viene extraño. Será cosa del cambio climático (o no) pero esta primavera nuestras tierras han recibido la visita del monzón, y durante más de un mes no ha habido día que no lloviera, ni hiciera frío. Los campos de cereal vienen cuajaditos de hierbas, unas veces amapolas y otras avena loca (pese a todos los herbicidas caros carísimos y químicos y modernísimos que se han bebido los campos). Las huertas ni vienen ni se las espera. Las siembras y plantaciones tempranas han brotado y se han mantenido raquíticas, que a los tomates supervivientes les van a llamar Rambo y no por la variedad.

Nosotros tempranos, tempranos en esto de los huertos, todavía no hemos podido serlo. Hemos comprobado que los astros se alinean de tal manera, que en llegando la temporada de ponerlo todo en la tierra, se nos lía la vida como el coturno de un romano y por eso vamos siempre tarde y apurados. Al final no es malo, pero este año la cosecha de exterior se espera tardía. No así la cubierta que ya va empezando a dar sus frutos, y las lechugas bien frescas y las fresas que están estupendas y riquísimas, ya están en el Puchero.

En nuestras vidas particulares de hortelanos (indivisibles de la del pueblo) ha pasado también mucho: Dani está apurado tarde tras tarde venga a poner plantas en la tierras, este año de manera aun más laboriosa, porque para evitar la proliferación de hierbas adventicias que compiten con el espacio y sustento de las hortelanas estamos poniendo un acolchado de un plástico estupendo, negro y biodegradable que va a hacer que se produzca menos evaporación de agua de riego (bien tan escaso en estos tiempos), que la tierra guarde una mayor temperatura (bien escaso siempre en estas altitudes) y finalmente, que cuando se haya acabado el ciclo de la planta, que sirva de alimento para la tierra, porque es un plástico que mezclada con ella composta y abona. Lo tiene todo, entre otras cosas, que es dificilísimo y muy laborioso de colocar, pero qué le vamos a hacer, algún bemol tenía que traer.

También hemos recibido la visita de Sofía y Alberto, reporteros intrépidos del Canal Viajar que se acercaron por nuestra vida para hacer un reportaje sobre aquellos que un día dejamos la ciudad para ir a vivir al campo. El programa se titula “Búscame en el pueblo” y está hecho con mucho cariño. Aparecemos nosotros, y todo el pueblo que vive aquí a diario y quiso acercarse a participar: Eugenio “el Maño”, que les llevó de recorrido turístico por los encantos de Fuentes, explicando cada detalle y particularidad de los rincones más pintorescos, Jesús con sus cabras en el camino al pasto, el tío Pedro, Juanjo, Jose, Mireia... hasta Fernando nuestro cartero. Fueron un par de días estupendos disfrutando de su compañía. Muchas gracias a los dos de parte de todos.

Capítulo a parte es el de las elecciones municipales. En este pueblo, como en tantos otros, faltan candidatos para ser elegidos como ediles. Ser alcalde o concejal en los pueblillos pequeños no conlleva otra ventaja que la satisfacción de haber puesto esfuerzos y energías en pelear un poco por la subsistencia del terruño y de su gente. No es un trabajo retribuido, antes al contrario más bien cuesta dinero ejercer, ya sea en viajes de coche, ya sea en descuido de trabajo remunerado. Los mimbres para construir los cestos, son escasos y escuálidos: no hay a penas fondos para dotar al pueblo de infraestructuras ni de servicios, y ejercer requiere mucho tiempo que se roba a otras ocupaciones importantes, como la gente querida y familias. Y es casi seguro que va a generar disputas y controversias el ejercicio de dirección de la comunidad, porque es imposible tomar decisiones con el beneplácito de todos, máxime cuando algunas de ellas, a veces y por fuerza benefician a muchos en detrimento de privilegios de unos pocos. Otras simplemente es causa de las mermas de los ejercitantes ediles que no nacen enseñados y se equivocan como humanos que son. No estoy hablando de los políticos profesionales y de carrera (¡viva el 15M!) si no de los vecinos que cogen esa patata caliente para hacer de ella un guiso que podamos comernos todos. En estos pueblos la política es otra cosa.

Bueno, pues este año en el pueblo se presentó un candidato socialista (el Paracaidista), que a estas alturas ya sabemos que está vinculado con Gijón, y nada más, porque no ha habido manera de obtener razón de él, ni siquiera por vía oficial. Este candidato recibió muchos votos, los suficientes para ser elegido como quinto edil. La explicación es sencilla: es un voto de castigo por parte de todos aquellos que han discrepado con algunas de las actuaciones (y no han sabido o querido dejar constancia de otra manera) de Dioni, nuestro anterior y actual alcalde, porque ha sido reelegido, que nadie más quería ese puesto.

No quiero juzgar estos argumentos ni la manera de manifestarlos, pero reflexionando pienso en que en política, a veces tenemos lo que nos merecemos. En ciudades grandes, para las grandes responsabilidades, los ciudadanos contamos poco, son pocos los canales que tenemos para participar, a penas un voto cada cuatro años que se pierde en la injusta ley electoral y no siempre se concreta en nuestra intención y antes al contrario va a parar a quien nunca quisimos que nos representara. Pero en estos pueblos, uno puede ejercer directamente, presentarse a disposición de los vecinos y trabajar por todos. Uno puede acudir a los plenos y opinar, y hasta la última reforma de la ley electoral, en la que de un plumazo han desaparecido los Concejos Abiertos, también votar y decidir las actuaciones. Pero los plenos están vacíos, y siempre opinan y votan los mismos, los cuatro gatos que se toman la molestia de acudir dejando otras ocupaciones para después, porque lo consideran importante. Uno puede oponerse a la actuación de la legislatura y del alcalde anterior, presentando una opción alternativa. O también puede preferir dar su voto a un extraño desvinculado con el pueblo, que en el mejor de los casos va a renunciar a su ejercicio retirando su candidatura y en el peor no aparecer restando unas manos para el trabajo ingente que hay que hacer. Y mientras ocurre esto, seguir instalado en la queja permanente y conspirativa de falta de democracia y en el boicot de las actuaciones realizadas, castigando a su propio pueblo, que no es otra cosa que castigarse así mismo, escudado en la falta de tiempo, de ganas, de lo que sea. Pero es que hacen falta muchos redaños y estar un poco loco para presentarse a elegible a costa de convertirse en el sparring popular y de perder parte de la propia vida de uno.

Esta que os escribe acabó, sin saber muy bien cómo, elegida concejala (es un decir, porque si no me hubiera presentado, no habría pasado, claro, ahora ¿en qué momento acepté presentarme? Ese es el misterio...). Yo explico a Dioni, el alcalde que nos hemos equivocado los dos, porque yo estoy más del lado crítico que del de los políticos, pero bueno, supongo que si estoy en ésta es fruto del convencimiento por todo lo expuesto antes. Así que desde aquí, a los vecinos que nos leéis, os pido mil disculpas de antemano por los errores que voy a cometer, por las decisiones peliagudas que tendré que tomar y que no siempre serán las más acertadas y que aun siéndolo, seguro que hieren alguna sensibilidad. Que mi voluntad (la de todos los ediles seguro) es la de poner nuestro esfuerzo y granito de arena por el pueblo y su gente, y que ya sabe todo el mundo donde estamos (en mi caso no hay pérdida: metida en el Puchero) para que vengan a decirnos y sugerir todo lo que se les ocurra. ¡Y que no dejen de ir a los Plenos!. Y que hubiera sido mucho más fácil y más cómodo quedarnos en nuestras casas y ocupaciones antes que meternos en este berenjenal, pero que si estamos dentro es movidos por fines nobles (y en mi caso, visto lo visto, debe ser también porque sin saberlo, resulta que me va el cuero). El primer coste que ha tenido el ejercicio de este derecho que me ha tocado, ha sido no poder asistir al evento “POBLANDO EL SILENCIO” que el sábado pasado celebró la Asociación Los Abedules, por coincidir con la ineludible investidura (¿veis lo que os decía?), lo llevábamos preparando desde hace tiempo y nos hacía muchísima ilusión. Mil disculpas por dejaros colgados en el último momento.

Más cositas: este finde hemos celebrado el Día del Orgullo Gay, que las fiestas no hay que restarlas ¡siempre sumarlas!, así que bien festivos que anduvimos por estos andurriales: con la música elegida (Communards, Mónica Naranjo, Bee Gees, Barbra Streissand, Judy Garland... ¡los grandes clásicos!) y los pinchitos alusivos: teníamos el Matrimonio Gay (el pincho clásico de pan con tomate y anchoa y boquerón, pero en este caso de anchoa y anchoa o boquerón y boquerón), el Freddy Mercury (cojonudo con chistorra), el Sontang y Leivobitz (un risoto bien rico con mejillón) y el Pedro Zerolo, (un gazapacho con viruta de jamón, bien rojo). Y hay que decir que todos nuestros viriles hombres que frecuentan el bar, se lo tomaron se lo tomaron con espíritu festivo, aparcando homofobias, que es lo que correspondía y participaron sin mayores quejas, que solo por eso ya lo damos por bueno ;).

Y por no enrollarme más, que este post es bien largo os cuento que ya empezamos con la temporada de verano (¡tengo lechugas, calabacines, fresas, OIGAAAAA!) y esta semana nuestras Rehuertas tienen a bien ofrecernos (y nuestros amigos productores):

- Arroz (4,40 €/Kg)
- CALABACÍN (2,50 €/Kg)
- FRESAS (3,00 €/ ½ Kg)
- Garbanzo de pedrosillo: 2,80 €/kg
- Harina integral de trigos (candeal, trigo duro y centeno) (1,60 €/Kg)
- Harina integral de espelta pelada (3 €/Kg)
- LECHUGA LOLLO ROSA (1,00 €/und)
- LECHUGA BATAVIA (1,00 €/und)
- Lenteja Pardina (3,45 €/Kg)
- Lenteja Verdina (3,20 €/Kg)
- Patatas (1,50 €/Kg)
  Variedades:
            - Muro (la que hemos suministrado hasta ahora) 
            - Agria: amarilla de piel y carne, muy fina, adecuada para freír o cocer 
            - Baraka: Amarilla de piel y carne, harinosa, para freír o cocer
            - Desirée: Roja de piel y blanca de carne, fina, para freír o cocer
- Cereal en grano:
            - Trigo Espelta pelada: (2,25 €/Kg) 
            - Avena desnuda: (1,85 €/Kg)
- Productos del Colmenar de Caradueña:
            - Miel de encina (tarro de 1Kg): 6,00 € + IVA 8%
            - Miel de romero (tarro de 1 Kg): 6,00 € + IVA 8% (recién traída de Los Monegros)
            - Propóleo puro de rejilla (100 gr): 12,00 € + IVA del 18%
            - Lámina de cera de abeja (para elaborar cremas artesanas o velas, no contiene parafina): 1,60 € + IVA del 18%
            - Media vela cilíndrica: 1 € + IVA del 18%
            - Media vela cónica: 1 € + IVA del 18%
            - Vela cilíndrica: 2 € + IVA del 18%
            - Vela cónica: 2 € + IVA del 18%
- Aceite de Girasol prensado en frío (elaborado por la familia campesina Becerril Bilbao de Melgar de Fernamental):
           - Botella de cristal de 75 cl: 3,50 € + IVA del 8% 

Ayer tuvimos espectáculo en el cielo. Como yo sé que en muchas ciudades no se ve la luna ni las estrellas, os dejo esta foto de la nuestra de anoche antes de irnos a dormir. 

Un abrazo muy fuerte y hasta la próxima semana, no sin antes lanzar un recordatorio de aliento, que las elecciones han pasado pero el 15M sigue vivo: este domindo a las 12:00 manifestación en la Plaza Mayor de Soria, ¡hay que estar allí!.

6 comentarios:

fiorella dijo...

Felicidades, concejala!!.Bueno, el 19 de junio espero poder ver por internet,creo que se puede, el canal viajar y poder conocer tu pueblo. The Communards, Bee Gees, que buena musica. Un beso.

LA ALEGRÍA DE LA REHUERTA, S.L.N.E. dijo...

Gracias, querida Fiorella, por la felicitación llena de buenos deseos, yo aun ando un poquito asustada, no te creas...

Aun no sabemos cuando van a emitir el reportaje, según nos contaron Sofía y Alberto, creen que en Septiembre, pero nos enviarán copias e información y si todo va bien lo colgaremos en la webyblog.

Un beso muy fuerte.

fiorella dijo...

Bueno, seguro lo veré en setiembre o mejor acá, en tu huerta virtual :)). No te asustes, seguro que más allá de algún dolor de cabeza, todo irá bien. Cuando el quehacer colectivo es integrador y participativo siempre se logran cosas. Un abrazo fuerte.

julio molet dijo...

Entre la fe y la incredulidad, un soplo. Entre la certeza y la duda, un soplo. Entre la alegría y la pena, un soplo. Alégrate en este soplo presente donde vives, pues la vida misma está en el soplo que pasa.
Omar Khayyam. Filósofo, matemático, astrónomo, médico e historiador iraní del siglo XI. Y musulmán.

Traducción libre al "cristiano":

Manda huevos!!! (Dicho sea con perdón)
Federico Trillo. Doctor en Derecho, político del PP y cartagenero.

Loreto, de verdad que no me lo puedo creer. Has salido elegida concejal (perdona, pero a mí lo de concejala me suena fatal) por el Partido Popular.
No salgo de mi asombro!!!
Como diría el maestro Luis María Ansón, "no se habla de otra cosa" en las Tierras Altas.
Y algo insólito en este incontinente forero: me he quedado ... sin palabras. Literalmente.

Benviguts a casa vostra.

Coda orgullosa. Los gays también son viriles y varoniles.
La homofobia no se aparca, se destierra.

Y ahora que caigo. Eres colega de.............. Ana Botella!!!
Ver para creer!!!
Je, je, je!!! Es broma.

.......Saludos ppopulares.........

LA ALEGRÍA DE LA REHUERTA, S.L.N.E. dijo...

Querido Julio, para que conste, soy concejala (termino admitido por la RAE) independiente, que significa que no milito ni el PP ni en el PSOE ni en IU, ni en ningún partido político (¡uf, no puedo ni imaginarme miembro de ninguno de esos "selectos" clubes!)

Otra cuestión es que la candidatura elegida sea del Partido Popular, por la triste realidad contada por los propios peperos, de que el 80% de los presupuestos se reparten en ayuntamientos afines, y 20% para los de color extraño. Este vox populi hace que todas las candidaturas de pueblinen se alineen en esta ¿ideologia?. Escasos son los ingresos, como para jugársela por unos colores.

La virilidad de los gays no está en entre dicho, ni la de los heteros, ni la de muchas mujeres. Faltaría más. Tampoco me parece un meritaje especial, ni ese ni la femineidad.

¡Ja! ¡y Ana Botella colega mía! no se me ocurre ejemplo de concejala más alejada, en la realidad, en lo afectivo, en lo profesional, y en la dotación de pólvora con la que tiramos cada una.

En fin, que me he propuesto no entrar a la provocación (je, je).

Un saludo a nuestro comentarista más recalcitrante ¡y gracias por venir a vernos, a ver si la próxima sobremesa del Puchero nos da para sentarnos de charleta!

Un abrazo,

julio molet dijo...

Uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras.
Jaime Peñafiel. Enemigo contumaz de Letizia Ortiz y recalcitrante comentarista del estercolero televisivo sabatino, vulgo La Noria.

Aclaración de conceptos.
Aunque uno se presente como independiente, es de suponer que asume el ideario político de la organización que le acoge. Un independiente es una persona que no se integra orgánicamente en el partido, pero, entiendo, dentro de mi proverbial y reputada indigencia intelectual, que no discrepa en lo fundamental de sus postulados políticos. Es decir, no tiene obligación de cumplir la disciplina partidaria, pero sí velar por la salvaguarda de sus valores.

El PP no es un pequeño partido regionalista o localista de ideología etérea, que se presenta a las elecciones de su pueblo o provincia, para la defensa de intereses bastardos, o por motivos espurios, y que, carente de principios, vende sus votos a cambio de poder o de dinero (valga la redundancia).

Todos conocemos al PP. Algunos comulgarán con sus principios y otros no, pero lo bueno del PP es que no engaña a nadie. Defiende España, la familia, la religión, la libre economía,….. es decir, valores tradicionales, alejados del pensamiento izquierdista y progresista. Y por cierto, se opone al matrimonio gay.

Ignoro como funciona el “do ut des” municipal o regional, pero está claro que los peperos autonómicos o provinciales no van a dar euros a veinte duros. Serán fachas, pero no tontos.

El reparto del presupuesto regional en función del color político del municipio, si es así, que no lo dudo, me parece un escándalo. Más que integrarse en el engranaje para utilizarlo en beneficio de la comunidad, habría que hacerlo saltar por los aires.

No puede ser que preclaros y ufanos ciudadanos anti-sistema, proclamen su inocencia, es decir, su izquierdismo, cuando se condenan al salir electos por un partido de derechas.
Que no! Que no! Que no lo entiendo!

Fin de la reprimenda y excusas mil por tomarme licencias que nadie me ha otorgado. As usual.


Enhorabuena, señora concejal. O si usted lo prefiere, concejala. Y un saludo a Daniel.

Coda aclarativa. Provocar es innato en mi, es mi forma de ser y no disfruto con ello, simplemente lo sobrellevo con cristiana resignación. Je, je, je!!!